La cera  es un método que se encarga de remover el vello y lo cubre de tal modo que al eliminarla, se lleva consigo no solo la hebra, sino también parte de la raíz pilosa de la misma. El vello generalmente comienza a crecer nuevamente luego de aproximadamente unos 14 días.