La manicura y pedicura semipermanente es lo último para llevar una manicura perfecta durante semanas sin tener que recurrir a las uñas postizas. Se utiliza un esmalte de uñas que se aplica como uno tradicional pero dura como un gel y deja un acabado espejo con brillo extremo y permanente.