La cavitación es un tratamiento estético no invasivo en el cual mediante una ondas ultrasónicas se produce una inversión del metabolismo de las células de grasa (adipocitos), conviertiendo la grasa sólidad en líquido. De esta forma la grasa se elimina a través del sistema linfático por la orina.

También es conocida como lipoescultura sin cirugía.

Las ondas aplicadas sobre la zona afectada además de favorecer la lipolisis o drenaje de grasas, también ejerce un efecto beneficioso sobre la piel estimulando la producción de colágeno y elastina para prevenir la flacidez y celulitis que en ocasiones se producen en la liposucción estándar.

Nuestro protocolo combinado de este tratamiento con nuestro drenaje manual y nuestra Radiofrecuencia, consigue que nuestros clientes pierdan entre 1 cm y 2 cm por sesión garantizado.

Sus beneficios son:

 

·         Produce un licuado de las células de grasa "Adipocitos"

·         Ayuda a la metabolización de la grasa localizada para la reducción de volumen.

·         Activa la circulación sanguínea y la circulación linfática

·         Combate la celulitis y obesidad localizada.

·         Mejora el metabolismo celular favoreciendo así el aporte de nutrientes y la quema de grasa.

·         Refuerza las paredes de los vasos sanguíneos y restaura su elasticidad

 

·         Mejora el transito intestinal combatiendo el estreñimiento.

·         Mejora el aspecto de la piel ya que estimula la producción de elastina.

·         Reafirma los tejidos estimulando la producción de colágeno.

·         Remodela los contornos del cuerpo.

·         Ayuda a la eliminación de toxinas.

·         Reduce la oxidación produciendo un efecto antiaging.